Villarricaaaaaaa

Hace años que no viajaba al sur. Si recuerdo bien la última vez fue al salir del colegio, allá por el 2006 cuando hicimos la gira de estudio (…). Es increíble lo mucho que ha cambiado en estos pocos años, sobre todo a nivel de urbanización. Probablemente de aquí a un tiempo más termine uniéndose a Pucón, al igual que Valparaíso y Viña del Mar o lo que está pasando con Coquimbo y La Serena.

¿El motivo del viaje? Como algunos sabrán soy un practicante de artes marciales, concretamente Karate-do Shotokan, el cual practico, si es que recuerdo bien, desde los diez u once años (tengo 20), aunque siempre ha estado presente en mi vida de una u otra forma… ¿Por qué digo esto? Sigue leyendo. xP

Pues bien, el viaje se debió a que mi viejo (que también es mi Sensei xD) tenía que realizar un curso de Kumite (que viene siendo la denominación de “combate” o “juego de manos”) y yo como su alumno tenía que ayudarlo… Sí, tuve que ser su ayudante durante el desarrollo del curso, lo que me garantizaba un sufrimiento tanto físico como mental sin límites. u.u A todo esto, el curso se realizó los días 25 y 26 de julio, lo que pasa es que soy muy slowpoke y recién se me ocurrió escribir sobre esto.

Los dejo con unas fotos, en ellas podemos ver al Arnold (xD), que nos recibió con todo su cariño, y también unas cuantas fotos de la cabaña donde nos hospedamos.

También unas fotos de Villarrica, del volcán y del gimnasio municipal donde se realizó el curso… Lástima que en esta época del año casi todo el turismo esté muerto. 😦

Aquí estamos nosotros. Mi Sensei (mi viejo xD), un Senpai y yo… El que no se había afeitado. xP

Como experiencia puedo decir que fue sumamente enriquecedora, siempre es bueno conocer a otra gente, compartir la poca experiencia que tienes y así mismo aprender del resto. Me hubiera gustado que durara un poco más y haber conversado más con los que asistieron al curso, que aunque no eran muchos, se entregaron a la práctica en un 100%.

¿Qué más puedo decir? ¡Ah, sí! Al volver el lunes en la mañana llegamos a la estación de buses (soy de Santiago) alrededor de las 7 de la mañana… y tenía que entrar a la Universidad a las 8 (¬¬u) lo que fue sumamente gratificante, sobretodo si añadimos el hecho de que quedé tan mal que con suerte podía caminar… Bajar escaleras fue toda una travesía en la que se resentía todo mi cuerpo. xDDD

Para despedirme, los dejo con una foto que muestra el frío que hacía, tanto que el pasto estaba congelado.

¡HACÍA UN FRÍO QUE TE CAGAS!

Nos leemos luego, perracas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: